Johann Wolfgang Goethe

"Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente."

Thursday, December 1, 2011

En los peores momentos sale mi fuerza interna que destruye el órgano colapsador de imposiciones negativas.




Es el momento de sacar tus energías, ayudar a la persona que más te necesita y que te tuvo en su regazo desde que naciste, cuidándote como lo más preciado de este mundo.
La ayuda no se pide, la das porque observas la debilidad de aquel que la pide a gritos internos.
Ves a tu madre postrada en la cama llorando y te acercas a ella; estudias a su lado y por las mañanas, cuando sale a trabajar, le das un abrazo con su consiguiente beso que incorpora las palabras estás preciosas máma, eres la mujer que más admiro en este mundo.
Y en ese instante, son milésimas de segundo en las que percibes una sonrisa instantánea de su parte, que le da fuerzas para continuar su día. 




Cuando vuelva, ahí estarás tú para acompañarle en el largo camino de su enfermedad.
Pequeñas cosas que hacen que ella sonría y se olvide del fatalismo que se interpone.


<tengo como dogma el no decaer jamás>


Mi fuerza se enfurece si ve que no puede con todo, porque somos todopoderosos aunque no nos demos cuenta en un primer instante.