Johann Wolfgang Goethe

"Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente."

Friday, December 30, 2011

No me hace falta preguntar para saber la respuesta.
Nos hemos utilizado; y sí, suena zafio pero es la realidad.
Disfrutaste de mis besos y yo de los tuyos,
disfruté del calor que desprendían tus poros y tú del roce de mis labios en tu cuello.
Me miraste hasta saciarte, rozaste todos mis sentimientos con un soplo. 
Te cabreaste un día cualquiera por algo de lo que ya me disculpé. 
Se te pasó el cabreo pero nunca más quisiste hablar ni escucharme como antaño. Dejé de insistir en hablar porque no querías razonar. Has demostrado que lo tuyo es pasar página y olvidarte de lo leído.
Supongo que todo cambia, y ahora el cabreo es mío porque si en algún momento decides dedicarme un mero "hola", no pienso sino corresponderte con un "adiós"; mañana es el olvido y pasado el recuerdo de lo bueno de nuestra experiencia.  
Una joven enamoradiza y un adolescente sin ganas de dejarse querer por miedo a sufrir; prefiriendo alejarse para evitar que duela.
Pudo ser, pero no fue. Qué se le va a hacer.