Johann Wolfgang Goethe

"Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente."

Sunday, November 27, 2011

Effy/Freddie (skins) - Little Things



Me dirigía a la máquina de refrescos cuando tú pusiste tu mirada en mis ojos; los dos hicimos como si nada ocurriese, como si ninguna bifurcación de nuestros instintos se hubiese activado.
Al entrar en clase sólo quedaba un sitio libre, como siempre yo llegaba tarde, y ahí estabas tú al lado de la silla vacía.
Con cierta lentitud me senté y deposité mi frágil cuerpo en ese asiento de madera fría y frígida.
No nos miramos ni pronunciamos palabra.

----------------------------------------------------------------------------------

Mi mundo ha cambiado desde que me dijiste tu nombre y sonreí correspondiéndote con el mío.
Pasan los días y estás en nuestro círculo de amigos, pero los dos hacemos como si sólo quisiéramos eso, ser, simplemente y desoladamente amigos.
Te acercas a mí en las fiestas, intentando entablar conversaciones absurdas que evado sonriendo como siempre.
No deseo enamorarme de ti. Soy la persona más inestable que hayas encontrado jamás, pero mi mundo
-ahora- gira entorno a tus miradas y acciones.
No puedo dejar de pensar en tu olor cuando me abrazas al verme llorar; ni siquiera puedo mentir si me preguntan y decir que no adoro cada rasgo de tu cara.
La forma en la que me miras, nunca me habían deseado como lo haces tú.
Me encierro en mis barreras mentales para no poder escapar y besarte. 
Sin embargo, en mis sueños aparecemos los dos, solos, separados por el agua del mar.
Tú te echas a nadar desde la orilla y yo salto desde las rocas, sin importarme la muerte.
Sólo quiero tocarte, rozar tus labios ya que tus manos se han posado reiteradas veces sobre las mías y éstas han sentido tu cálida ternura.
Nos besamos en el agua, intentando no hundirnos; juntos, nos sostenemos en los vaivenes de las olas y no cesamos hasta que nuestras fuerzas se derritan.
Esto es sólo un sueño; tú sigues siendo el amigo que todos los días saluda a la chica perdida y sin rumbo;
yo sigo siendo la niña que tiene miedo a caerse de la bici sin ruedines.

------------------------------------
Todos estos pequeños detalles forman mi gran escudo.