Johann Wolfgang Goethe

"Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente."

Saturday, October 15, 2011

Una tarde de 15M, todo madrid abarrotado de una multitud inmunda, y nosotras dos en el coche con todas las calles cortadas. Decidimos aparcar y andar hacia nuestro destino: Hotel Palace. Un descafeinado solo con sacarina y un té de vainilla, son el complemento de una conversación plagada de risas y sonrisas cómplices entre las dos. Tres horas se nos pasaron como tres segundos, como una calada de un cigarrillo. Tu compañía me tranquiliza, me alaga, y me siento correspondida por tu amistad. Unas cuantas fotos para rememorar esa tarde y para cenar un asiático. Plan tranquilo, simple, pero que revitaliza mi cuerpo y mente para continuar con el día a día. Poder confiar en alguien que se ríe contigo (y de ti), te escucha y comparte tus gustos (otros no), es lo que necesitaba. Un respiro.
El dolor de pies tras haber recorrido la preciosa ciudad en la que habito no es relevante tras el o2 recibido. 
Pronto se repetirá.