Johann Wolfgang Goethe

"Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente."

Monday, October 3, 2011

Qué jaula más locuaz se cierne sobre mis ojos.
Obligaciones y derechos que crean obligaciones
Prohibiciones que crean obligaciones.
Estamos todos obligados a un sin fin de cosas, y nos resignamos a ello.
Resignado a estudiar una carrera que te proporcione la mayor cantidad de salidas laborales posibles. Entre ellas la de asentar tu culo todo el día en un despacho, haciendo trámites y organizando reuniones con clientes de diversas empresas que solo buscan sacarte los cuartos (y tú sacárselos a ellos).
Resignado a encontrar una pareja lo antes posible, para así procrear y no parecer un bicho raro ante la sociedad. Con cuarenta años y sin hijos, se te ha pasado el arroz -querida-.
Resignado a comer brocoli y pollo para no parecer una bola de grasa y que el resto de la gente se mofe de ti (terminarán contratándote en los puestos de trabajo mas indeseados, y nunca serán sinceros explicándote el por qué).
Resignado a votar sólo a dos partidos, puesto que crees que los demás jamás tendrán suficientes votos para ganar. Algunos ni siquiera saben lo que votan...
Resignado a ser un mileurista toda tu vida, trabajando sin parar y sin sentirte realizado con lo que haces.
Resignado a tomar cantidades industriales de café para aguantar el día; te quitan los minutos más placenteros de tu sueño, a las siete de la mañana, cuando el calor de las sábanas te susurra que no te vayas.
Resignado a soñar con las películas y los libros, puesto que sabes que es lo único que te permite evadirte y pensar que tienes otra vida y no la tuya.
Sueñas con ser Baby de Tres Metros Sobre el Cielo y enamorarte de alguien opuesto a ti, que te haga vivir sensaciones al límite de lo legal, que te muestre el mundo escondido que nadie se atreve a ver; aquellos lugares que nunca has surcado. 


Sueñas con volar en un avión privado, acompañada del mejor Champagne, y pasar un mes de vacaciones en una isla paradisíaca con todo tipo de comodidades y sin complicaciones.
Sueñas con tener un cuerpo perfecto, con curvas moldeadas, pero al mismo tiempo sueñas con comerte esa tableta de chocolate que te prohibe todo el mundo (ya sea explícita o implícitamente) porque te pondrás como una auténtica foca.
Lo peor es que sueñas con un amor que nunca llega.
Te desesperas viendo la juventud existente, que se sacia con el alcohol y sus efectos, y bailar "perreando" es su cualidad principal. Al final de la noche lo más seguro es que todos acaben dándose el lote. Eso si que es amor...
La gente no quiere aprender, y los que aprenden no se aseguran un pase a la vida que desean. No se interesan por nada, sólo quieren que llegue el jueves para emborracharse o drogarse.
Ante tanta locura, sólo puedo decir que si vivo una vez será como yo quiera.


Quiero que sus besos sean mi café al despertar,
que el despertador suene cuando yo quiera, 
que mi vida no gire entorno a mi futuro profesional,
yo decidiré cual es mi talento, y como explotarlo.
quiero ser la persona que te cambie la vida.