Johann Wolfgang Goethe

"Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente."

Monday, July 4, 2016

Fight

Me toca soberanamente los coj*nes que mis amigos puedan opinar sobre lo que hago con mi vida.
Esto teniendo en cuenta que hay más de la mitad que se han perdido por lo que cualquier opinión que tengan al respecto estará errada.
Creo firmemente que todo el mundo repito TODO el mundo hace las cosas por alguna razón y yo no soy ni seré menos. 
Sobre todo lo que me duele es que alguien a quien aprecias y admiras pueda pensar que haces las cosas a posta... 
Sin lugar a dudas mi pasado no ha sido el más difícil de todos pero tampoco el más fácil. 
Me cuesta llamar a las cosas por su nombre pero sí, es cierto que con 14 años descubrí el sexo de la forma más obscena y cruel. 
A partir de ahí todo fue cuesta arriba, un constante tira y afloja tratando de lidiar con mi pubertad y mi "inocencia perdida". 
Siempre me sentía diferente y dentro de mí había perdido la alegría por las cosas y las ganas de sonreír. 
Algunos meses me animaba y salía pero nada era como tenía pensado en mi cabecita inmadura de niña Disney.
A los 19 decidí que era buena idea tomarme un bote de pastillas; no era más que una llamada de socorro porque necesitaba que me escucharan. Que supieran que no estaba bien y que dentro de mí crecía un monstruo cada vez más grande. 
Poco a poco y con mucha ayuda me estabilice dos años después. 
El mejor momento que recuerdo de aquella época fue toparme sin saber cómo con alguien que cambiaría mis esquemas. Alguien que con solo mírarle me dieran ganas de sonreír por la sencilla y llana razón de estar a mi lado.
Y aquí estoy, después de una recaída más; luchando por construir, crear y vivir
Algo que se me estaba dando demasiado mal los últimos años. 


Los problemas de alimentación y depresiones son sin duda enfermedades del siglo XXI,
en mi caso,
una niña que lo ha tenido todo y lo sigue teniendo, sueña con un príncipe azul y acaba topándose con la realidad.
Quien juega con fuego se puede quemar, y hoy en día no es seguro (por desgracia) salir por la noche sola y vestida con mini falda.
Es la puta realidad,
no hay respeto, sino acoso
no hay sitios seguros,
siempre que sea de noche y haya mal nacidos.
Solo sé que hay algo que me motiva día tras día
CAMBIAR LO QUE HAY AUNQUE SEA SOLO UN POCO.