Johann Wolfgang Goethe

"Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente."

Wednesday, October 29, 2014

Al compás de mis dedos

De esto que estoy en el tren sin maquillar ni peinar, desaseada totalmente por las prisas. Con ojeras de caballo y la cara recién lavada. 
Él cruza el vagón y va directo hacia mi asiento, sin disimulo no arranca su mirada de la mía. Al menos huelo a perfume, pienso.
Con sus converse nuevas se cierne a mi lado y sin mediar palabra iniciamos una conversación de gestos para mí un tanto incómodos. 
Miro su barba con disimulo y su pelo alborotado negro y brillante. Me gustan sus manos grandes, su olor a gel de baño, sus ojos morenos llenos de seguridad. Su sonrisa maléfica sujeta por unos labios carnosos y sonrosados. 
Ojalá me cogieras en brazos y me llevaras a tu habitación. Me sostuvieras por la espalda y me apretaras bien fuerte contra tu pecho. Para poder sentir tu respiración al compás de la mía y morder cada parte de tu cuerpo hasta que haya saciado mi hambre. 
Vamos a jugar a ser dos conocidos que se quieren y se necesitan. Voy a acariciar tu espalda y besarla hasta que amanezca.